Moby culpa a los videojuegos por el ascenso de Trump

Los videojuegos parecen ser la culpa de todo en estos días: desde el fracaso financiero de la Remake de Los Cazafantasmas hasta el trágico hasta el reciente terremoto de Nueva Zelanda. Los columnistas de muchos medios tradicionales están enardecidos contra la industria en este último mes.

Para no quedar fuera de la ola, y ahora que nadie escucha la música de Moby, el compositor de música electrónica estadounidense culpa a la misoginia en los videojuegos por el ascenso de Donald Trump.

En una entrada que redactó para el medio Huffington Post, Moby afirma que el sexismo desenfrenado que percibe en los videojuegos anestesió a las masas para que aceptaran la supuesta misoginia del nuevo presidente de EUA.

Estaba en la casa de un amigo mientras sus hijos jugaban unos juegos. Aprendí de su niño de apenas 10 años lo rentable que en el título que estaba jugando el tener relaciones con una prostituta, y luego matarla y recuperar el dinero. Cuándo tenemos chicos en todo el país haciendo eco de la misoginia en la música, videojuegos y la televisión, ¿por qué te sorprenderías si un candidato como él es calurosamente bien recibido ?

Refutando al buen Moby. Si matas a alguien para recuperar tu dinero, no es para nada rentable. El tampoco entiende el hecho de que Grand Theft Auto V (al juego que seguramente hace mención) nunca debería ser jugado por un niño de diez años y de ninguna manera alienta a los jugadores a matar a trabajadores sexuales. Su disposición para relacionar la llegada de Trump a la Casa Blanca de los Estados Unidos no tiene lógica.

A lo largo de su articulo, el cantante también hace referencia a Eminem y The Prodigy, marcándolos como participes de la problemática actual que atraviesa EEUU con respecto a la misoginia. Intentando conectar hechos aislados de una forma totalmente incoherente y poco elegante.

Querido Moby, por favor. Las elecciones las elecciones terminaron y no hay nada que puedas hacer revertir el resultado. Trump no tiene nada que ver con GTA V y culpar a los videojuegos por este fenómeno social que agarró desprevenido a muchos no te hace cool, sino todo lo contrario.

Etiquetado en: