Donald Trump manifestó su rechazo hacia los videojuegos

El pueblo de los Estados Unidos despertó con la noticia que Donald Trump, un sujeto con más experiencia en la televisión que en la política será condecorado como el 45° presidente de su país el próximo en enero de 2017.

Aunque las estadísticas no hayan predicho que Trump era una opción viable para el puesto de Comandante en Jefe, está claro que hay una gran cantidad de votantes en los Estados Unidos que optaron por algo diferente, sin importar qué. Un tendencia que se está repitiendo en todo el mundo.

Trump según fanático los gamers

El excéntrico millonario no es ajeno a realizar comentarios precipitados y polémicos. En Twitter, específicamente, tiene la capacidad de vomitar casi todo lo que se le cruza por la cabeza. El «Jefe final» hizo comentarios con respecto a la industria del videojuegos hace tiempo atrás que realmente no augura nada bueno en lo que podría ser su relación con los gamers.

La violencia en lo videojuegos y su glorificación debe ser detenida —¡está creando monstruos!

Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 17 de diciembre de 2012

Odiar o no entender los videojuegos no es u mérito de Donald Trump. Muchos políticos de Estados Unidos y del Reino Unido han expresado su preocupación por el contenido incluido de cierto títulos, y sobre los potenciales problemas que generan sobre los jugadores, especialmente los más jóvenes.

Este debate es uno de los que ha generado más furia dentro de la comunidad durante mucho tiempo. Son varios los políticos de ultra-derecha y conservadores que han atacado directa o indirectamente a los videojuegos con temáticas adultas.

Trump como personaje en Surgeon Simulator

Aunque Trump se convertirá en presidente el próximo año, no esperes que haga grandes cambios con respecto a la industria de lo videojuegos. Él tiene asuntos más importantes a la mano con que lidiar (o eso sospechamos). Si puede hacerse cargo de estos, es un tema totalmente diferente.

Etiquetado en: